El XI Ciclo Cultural “Los Viernes del MUSS”, ha presentado la conferencia ”La Diablesa de Orihuela, el más insólito paso de la Semana Santa española”.

(Última actualizacion en: 29 abril, 2016)

image

Durante su intervención el Doctor y Académico Lorenzo Hernández, explicó la historia de este grupo pasional, “único en la Semana Santa de todo el mundo.

El salón de actos del Museo de Semana Santa, ha acogido la conferencia “La Diablesa de Orihuela, el más insólito paso de la Semana Santa española”, enmarcada dentro del XI Ciclo Cultural “Los Viernes del MUSS”, que ha sido impartida por Lorenzo Hernández Guardiola, Premio Extraordinario de Licenciatura, Doctor en Historia del Arte, Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. También ha sido Subdirector de Exposiciones Retrospectivas del Instituto Juan Gil-Albert y es autor de numerosos libros y artículos de investigación sobre la Historia del Arte.

Durante su intervención, el ponente explicó a los asistentes que “El Triunfo de la Cruz” o “La Cruz de los Labradores”, conocida vulgarmente como “La Diablesa”, tallada en 1695 por escultor fray Nicolás de Bussy. El paso lo compone una esfera armilar de más de un metro de diámetro, sobre la que se sitúa una espesa atmósfera de nubes blancas en las que pululan ángeles-niños, unos de cuerpo entero con atributos de la Pasión en sus manos y otros a los que sólo se les ven los rostros. Corona el conjunto la Cruz, ya vacía, con un sudario que cae de sus brazos. En la base, sentados en el suelo a derecha e izquierda, un esqueleto humano sobre un reloj por el que no transcurre el tiempo, y un demonio con formas de mujer (de ahí la denominación popular de “La Diablesa”), con una manzana en la mano y cuyas extremidades inferiores se entrecruzan y al mismo tiempo rodean la esfera.

También destacó que procesiona a hombros en la Procesión del Santo Entierro de Cristo, en la noche del Sábado Santo, portada por los costaleros de la pedanía oriolana del Rincón de Bonanza. Por tradición, La Diablesa tiene prohibido entrar a los templos, debido a la representación del demonio que contiene; es por ello, por lo que al llegar a la Catedral, sigue por la calle Mayor mientras el resto de la procesión sigue su recorrido por el interior del templo, reincorporándose al cortejo procesional cerca de la plaza Marqués de Rafal.

Sin duda, una interesante conferencia sobre un paso que como bien explicó Lorenzo Hernández Guardiola, es único en la Semana Santa de todo el mundo .

Autor entrada: admin